Detecta tu área de confort… y salte de ella.

Hace tiempo escuche decir a una persona que una de las peores cosas que le puede pasar a una empresa o a una persona es que le vaya BIEN, en ese momento  no comprendí del todo lo que significaba dicha afirmación, pero después de discutirlo con dicha persona tomó mucho sentido lo que dijo, es decir, todos queremos que nos vaya bien ya sea en nuestro empleo, empresa o proyecto, pero cuando llegamos a esta etapa pensamos que ese es el fin y muchas veces nosotros mismos nos limitamos y no buscamos más allá, no nos permitimos descubrir o experimentar otros resultados, ¿para que? si ya nos va bien, y así es como entramos en la zona de confort.

La zona de confort la entiendo como el lugar en que nos sentimos cómodos, por tal motivo muchas veces no vamos más allá, no nos exigimos a saber si podemos lograr resultados mejores o peor aún no buscamos un mejor nivel de vida.

Considero que existen diferentes tipos de zonas de confort, es decir, una empresa que llega a un punto en que logra generar utilidades y le permite tener a su dueño una vida cómoda entonces deja de innovar, generar proyectos creativos u ofrecer mejores productos a sus clientes total se mantiene estable o puede ser un empleado que trabaja duro, sólo le alcanza para sus gastos básicos y muy esporádicamente para darse unas pequeñas vacaciones, la diferencia es que a la empresa le va bien porque genera utilidades por eso se estanca en su zona de confort y el empleado de igual manera se instala en su personal zona de confort porque tiene miedo de arriesgar su sueldo “SEGURO” y no se permite buscar un empleo mejor o tal vez poner su propio negocio.

¿Sería una zona de confort mejor que la otra ?, ¿no se limitan de alguna manera? , ¿o será que estamos acostumbrados a las soluciones fáciles y rápidas, más que a las difíciles pero que en el proceso nos ayudarán a mejorar nuestras habilidades?

No podría definir como buenas o malas  las zonas de confort, pero si se que existen muchas zonas que no permiten lograr los objetivos establecidos; por tal motivo es importante detectar en que zona o zonas de confort estamos instalados, y salirnos de ellas.

Como consejo te animo a detectar tus zonas de confort y buscar la manera de salirte de ellas, ya que dichas zonas son personales y van relacionadas con los objetivos que nos planteamos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Éxito, Inteligencia Emocional y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s